ASEI: Bajarían precios de terrenos y también cambiaría el concepto de vivienda tras el COVID-19

El impacto económico del COVID-19 generaría que los propietarios de terrenos busquen obtener liquidez inmediata por lo que los precios de sus bienes podrían bajar hasta un 20% en los próximos meses, estimó el presidente del Comité de Análisis de Mercado de la Asociación de Empresas Inmobiliarias (ASEI), Ricardo Arbulú, durante la teleconferencia “Inversiones inmobiliarias en tiempos de crisis”.

El ejecutivo expresó que en una época de incertidumbre siempre pueden aparecerse oportunidades y una de ellas es acceder a terrenos con precios menores. “Existe una gran oportunidad para los empresas inmobiliarias con espalda financiera, es decir que tengan recursos disponibles en los próximos tres a seis meses para comprar terrenos a precios menores. Dada la coyuntura las familias o facilitadora de terrenos quieren tener más liquidez y por ende van a facilitar la venta a precios menores”, explicó Arbulú en una teleconferencia realizada por ASEI.

Esta reducción también tendría un efecto en el precio de la vivienda, porque al poder acceder a un terreno de menor precio, las inmobiliarias podrían tener margen de maniobra para ofrecer precios más competitivos y acelerar así sus procesos de ventas.

CONCEPTO DE LA NUEVA VIVIENDA

Por otro lado, Arbulú señaló que esta circunstancia obliga a pensar que los futuros dueños tendrán otras exigencias a efectos de reducir el riesgo de contagio en sus hogares. La tendencia podría ir por la compra de inmuebles con características más de núcleo familiar y con menor interacción social. “Antes, por ejemplo, las inmobiliarias tenían en los edificios salones sociales, eso quizá se vea reducido porque las familias van a querer más espacios individuales”, precisó.

Agregó que incluso las nuevas costumbres de compras podrían modificar la distribución y áreas en el interior de los departamentos. “Van a haber una serie de cambios en la necesidad de la vivienda. Por ejemplo, antes las familias realizaban las compras del hogar cada dos o tres días; sin embargo, ahora los sectores A y B compran para 15 días. Entonces, se necesitará una mayor capacidad de almacenaje en la cocina de las viviendas”, manifestó.

Por su parte, Apoyo Consultoría, que también participó en la teleconferencia, destacó la importancia que tendrá la construcción en la economía cuando se reinicien las actividades ya que la considera como un sector multiplicador de empleo directo e indirecto. “Basta que actives la construcción y se generan más puestos de trabajo adicionales que cualquier otro campo, debido a su integración con otros áreas”, puntualizó el director de análisis sectorial de Apoyo Consultoría, Víctor Alburqueque.

DEJA UNA RESPUESTA